ARTICULOS DE OPINION

[opinion][grids]

escriben nuestros lectores

[con la pluma de][grids]

EL ALCALDE, SUS POLICÍAS Y LAS PENURIAS SOCIALES



El Alcalde, sus policías y las penurias sociales

La parada de autobuses está llena de policías. Muchos se encuentran sentados sobre las motocicletas, otros acostados entre el tanque de gasolina y el asiento, algunos recostados de las paredes. Unos cuantos caminan, se mueven, ríen, conversan, cotillean. En las mesas de los pequeños restaurantes del entorno también se ubican. Desde la penumbra de los establecimientos, como escondidos observan, espían, averiguan. La mirada la fijan en los transeúntes.

El uniforme es de camuflaje, un rompecabezas de colores dispersos. Prevalece la intensidad del color gris. Boina roja, a veces, puesta en la cabeza. Como todo lo militarizado usan botas duras con el fin de pisar si es necesario con mucha fuerza sobre el devenir de las calles. Lógicamente: cascos, armas, escudos. Son demasiados en un mismo lugar. La presencia intimida. El traje trae a la memoria recuerdos del oscurantismo de los Estados Totalitarios. La ciudad considerada una de las más peligrosas del globo y ellos en grupo compacto en ese sitio, exactamente en la frontera entre municipios. Muro divisorio móvil.


Esa zona, la de las cuatro esquinas, siempre está sucia, el Alcalde la olvidó, tiene otros negocios o asuntos que atender. Viaja por el mundo con sus parientes. Lo han visto andar por Australia, México, Catar, Roma. Quién sabe por cuáles otros lugares va. Seguramente el buen sueldo devengado le permite esas facilidades. ¿Cuánto ganará? Compra pasajes, come en lugares exquisitos, tiene a sus hijos estudiando en el exterior, usa buena ropa, se aloja en grandes cadenas de hoteles. Entra y sale del país cuando quiere. Por si acaso, ahí está su policía cuidando los límites del espacio físico, el lindero.

Siempre hay charcos, corre el agua putrefacta por el sector todos los días del año, una historia sinfín de cañerías rotas. Se acerca un camión lleno de policías, frena repentinamente frente a la parada, al hacerlo llena de agua a quienes esperan el autobús. Le reclaman al conductor, el agente se baja, grita “¡soy humano y me puedo equivocar!”. No pide disculpas en lo absoluto, más bien se enfurece. Según él, no vio el evidente charco, el eterno. ¿Sadismo? ¿Disfrute? ¿Inquisición? En el fondo, prevalece esa idea atrofiada, “el que se altere mucho me lo llevo y listo”. En una sociedad acosada por desapariciones forzosas, ausencia de instituciones fiables e inexistencia de estado de derecho todo es posible, da miedo.



En medio de esas aguas residuales hay muchas bolsas de basura, cada acera de la larga avenida tiene cantidades de ellas. Todas están rotas, mucha gente las remueve buscando comida, intentando encontrar algo para vivir un rato más. Eso no lo ve el Alcalde viajero, tampoco los policías en función de socorrer, orientar. Solo están allí para reprimir en caso de que alguien se inquiete o proteste en los predios del jefe, más aún cuando está ausenten de la localidad. El informe diario debe decir: “todo está normal”.


En la basura desparramada las manos se confunden agarrando lo que se pueda para intentar comer algo, llenar el estómago, calmar el hambre. Unos niños y niñas quienes brincan alrededor se acercan a la parada, preguntan: “¿Señor, me puede dar para comprar pan?”. ¿Seguro qué es para comprar pan?, le dice la persona. “Sí, señor, nosotros no somos de droga”. En el autobús, mientras está estacionado, antes de salir, se sube un hombre pidiendo dinero, necesita comprar medicinas a su hijo enfermo.

El Burgomaestre sigue en el exterior. Vive otras realidades. Sus policías continúan observando fijamente a la multitud, viendo deambular a la miseria, el dolor y la tragedia social.

Informe del día: hoy en su territorio todo perfecto, Alcalde.

Lorenzo Figallo Calzadilla @hmcaminante
Nota de la redacción. Se hace constar que el autor del escrito NUNCA ha puesto nombre al Alcalde, que se especifica en el escrito, la redacción a incluido las imágenes de un ALCALDE actual, como ha podido de poner otras fotos, de cualquier otro alcalde, pues  las situaciones descritas pueden darse en otras personas. Las imágenes son de dominio publico y están en google y salen en cualquier búsqueda.
“Las imágenes que salen en la portada y en el artículo, no son de responsabilidad del autor del escrito”
Enviar este artículo a tus seguidores

Otro artículo relacionado que le gustará leer, haciendo click en la imagen



Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


de la pluma de

[de la pluma de][grids]

criterios en columna

[criterios][grids]

Luis F. Córdoba R. @lfcr81

[@lfcr81][grids]

También es noticia

[enlace][grids]
noticias, informacion, investigacion, sobre Venezuela, corrupcion,atraco al pueblo, atracoalpueblo.com,Maduro,Asamblea Nacional,Diosdado,dolar paralelo, la patilla, run runes, opinion, dolar today