ARTICULOS DE OPINION

[opinion][grids]

escriben nuestros lectores

[con la pluma de][grids]

VENEZUELA EN LA INDIGENCIA




GOTAS DE OPINIÓN
VENEZUELA EN LA INDIGENCIA

En la medida que se extiende la tragedia que está acabando con Venezuela y su pueblo, nuevos sectores de la sociedad son atrapados en el calvario de calamidades que padecemos los ciudadanos de esta tierra. La desgracia se ha acentuado progresivamente, desde que comenzó con la revolución de la ruina, en los segmentos sociales más pobres y desprotegidos del país. 

Durante un tiempo muchos pensaron que el sufrimiento al que habían sido sometidos los desempleados y las personas que vivían de un empleo ocasional, sería un período pasajero, mientras los golpistas que llegaron a Miraflores en febrero de 1999 aprendían a gobernar. Dos o tres años después, la gente empezó a sentir que la situación empeoraba cada día; fue entonces cuando surgieron las sospechas que más tarde se convirtieron en realidad: los revolucionarios rojos rojitos sí sabían gobernar, pero a la manera de la dictadura cubana.

Pasó todavía un tiempo más para que los seguidores del régimen se percataran de las penurias que se agigantaban, sin detenerse en ningún momento, en todo el ámbito nacional. Lo que se había iniciado en la clase social más desposeída del país, cubría aceleradamente a la mayoría de los venezolanos, incluyendo, por supuesto, a quienes vivimos a expensas de un sueldo o una pensión.

Nunca se detuvo el deterioro de los ingresos de los asalariados, mientras crecía el desempleo y se incrementaba el buhonerismo. Ni unos ni otros pudieron jamás cubrir sus gastos mínimos, pues aunque el régimen pretendió ocultar su perverso propósito empobrecedor, mediante sucesivos y continuos aumentos de salarios, jamás éstos se han traducido en mejoramiento del poder adquisitivo.


Ya la situación es tan grave, que el 80% de los asalariados, aproximadamente, estamos a punto de engrosar las filas de los millones de indigentes que deambulan por el territorio nacional, siendo buena parte de estos ciudadanos, provenientes de la clase media. En lo que respecta a este segmento social, basta que se vea en la necesidad de enfrentar situaciones imprevistas, cuya solución sea demasiado onerosa, para que experimente en carne propia el síndrome de la indigencia.

Es una situación intencional y perversamente creada por el régimen: pretende someternos a fuerza de hambre y de las carencias de lo mínimo necesario para subsistir. Pero nadie hace nada contundente para salir de los criminales que están cometiendo tan grave delito. ¡Ni siquiera los militares, quienes sí tienen con qué hacerlo! ¿Será que ellos piensan que estarán eternamente privilegiados y protegidos por el dictador que mantienen en el poder? Sin pretender hacer un pronóstico, pienso que a los militares venezolanos se les acerca un mal momento, pues cuando necesiten el apoyo del pueblo, éste les responderá con la indiferencia.

Reflexión: si su salario mensual es inferior a un millón de bolívares (US$60,00) ante cualquier emergencia, sobre todo relacionada con la salud, usted siente muy cerca la amenaza de la indigencia. ¿Se ha paseado alguna vez por esta posibilidad?

Antonio Urdaneta Aguirre   @UrdanetaAguirre
urdaneta.antonio@gmail.com
https://www.facebook.com/urdaneta.antonio
“Las imagenes que salen en la portada, no son de responsabilidad del autor del escrito”
Enviar este artículo a tus seguidores


Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


de la pluma de

[de la pluma de][grids]

criterios en columna

[criterios][grids]

Luis F. Córdoba R. @lfcr81

[@lfcr81][grids]

También es noticia

[enlace][grids]
noticias, informacion, investigacion, sobre Venezuela, corrupcion,atraco al pueblo, atracoalpueblo.com,Maduro,Asamblea Nacional,Diosdado,dolar paralelo, la patilla, run runes, opinion, dolar today