ARTICULOS DE OPINION

[opinion][grids]

escriben nuestros lectores

[con la pluma de][grids]

¿POR QUÉ LOS MILITARES PREFIEREN EL CAOS A UN GOLPE?


Por qué los militares de Venezuela prefieren el caos a un golpe?

Ya no son los guardianes del orden ni de la integridad nacional, desde el alto mando hasta el mas común de los soldados los militares han sido corrompidos por el sistema cubano-chavista.

El domingo fue un largo día para los venezolanos .

Juan Carlos Caguaripano, un capitán de la Guardia Nacional buscado por traición, que había estado escondido por un par de años, publicó un vídeo informando que había dirigido un grupo que tomó Fuerte Paramacay en Valencia, Venezuela. Llamó a sus hermanos de las fuerzas armadas venezolanas para unirse a él para devolver el orden constitucional a un país en medio del caos.

Según la versión gubernamental, la situación fue resuelta con rapidez, y la mayoría de los "terroristas" fueron capturados (incluyendo dos asesinados). El presidente, en su programa de televisión regular, los domingos con Maduro , dijo que el ataque fue obra de mercenarios civiles vestidos con ropas militares que fueron pagados por poderes extranjeros para desestabilizarlo y derrocarlo. Entonces, admitió que algunos habían escapado y habían tomado las armas de la guarnición.

Al explicar lo que sucedió y por qué los soldados que manejan el fuerte fueron retirados de la guardia, Maduro dijo: "Era domingo, estaban descansando, y la mayoría de las tropas de esa unidad estaban entrenando en Rusia".

Considerando la situación extrema en Venezuela -la peor crisis económica e institucional con la que se ha enfrentado el país- la noticia de un levantamiento militar no sorprendería a nadie en todo el mundo, a excepción de los venezolanos, que siguen siendo escépticos de que esto realmente podría suceder.


Curiosamente, incluso un día después de la incursión en Paramacay nadie hablaba de ello. ¿Cuál es la razón?

Después de cientos de campañas de desinformación por parte del gobierno, los venezolanos han desarrollado una resuelta resistencia a las reclamaciones del gobierno sobre conspiraciones internacionales y planes para destituir al presidente. Además, la idea de que el ejército está detrás de la dictadura de Maduro ha estado incrustada en nuestro cerebro desde los días de Hugo Chávez.

De hecho, el "chavismo", ahora virtualmente un movimiento pseudo-religioso, nació de un fracasado golpe militar en 1992 por el entonces teniente coronel Chávez, que finalmente llegó a ser presidente en 1999 y sirvió (aparte de un breve hiato en 2002 cuando él Tuvo que someter un golpe contra él) hasta su muerte en 2013.

A lo largo de su gobierno, Hugo Chávez se cuidó de recompensar a sus antiguos compañeros de armas con posiciones políticas cercanas a él, creando una nueva clase política de militares retirados del golpe que El efectuó. Así como proporcionar ciertas parcelas de poder, y una vislumbre sobre la valla al mundo político, para oficiales activos.

De acuerdo con la constitución anterior, a los militares en Venezuela no se les permitió involucrarse en la política. Ni siquiera se les permitió votar. Así que cuando la nueva constitución de Chávez les dio el derecho de votar y de ser políticamente activos, abrió las compuertas. En aquel entonces, la mayoría de los cargos altos del gobierno estaban ocupados por personas del sector militar.

Pero al final no ha sido el poder político -o la responsabilidad que se espera que vaya con él- que los hombres (y las mujeres) en verde parecen anhelar.

Entonces, ¿qué hace que el ejército venezolano se alinee con el Régimen?

Respuesta, dinero facil y en efectivo. Y un montón de el en divisas como el dólar o el Euro.

Cuando había suficientes petrodólares , Chávez fue capaz de distribuir la riqueza entre sus ex pares, aunque no de igual manera, pero de una manera suficientemente generosa para mantenerlos felices. Los puso en posiciones claves, y les dio espacio para hacer lo que quisieran.

En el centro de este diseño estaba la Unión-Cívico Militar, quizás el pedazo más perjudicial de conocimiento proporcionado por el gobierno cubano a cambio de algunos mil millones en barriles de petróleo.

Mientras que algunos generales metían sus manos directamente en el enorme pedazo del pastel, como el funcionamiento de los puertos o la red eléctrica con presupuestos multimillonarios. Los oficiales se beneficiarían de los planes sociales generosos que les dieron el acceso a los coches y a nuevas viviendas.

Para los chicos de los cuarteles, gran parte de sus beneficios provienen de las migajas de los grandes negocios, como cobrar tarifas para aprobar una inspección en aduanas y a empresas, se han convertido como comunes en las relaciones comerciales venezolanas, pero en otras partes del mundo estas son reconocidas como formas de extorsión.

En Venezuela una gran parte del esquema de control tenía que ver con no controlar la delincuencia, el dinero obtenido es para los agentes activos que no tienen un puesto político. Lo que explica que la recaudación sea para los funcionarios como el ministro de Justicia Néstor Reverol, quien está bajo proceso por ante los tribunales estadounidenses para, entre otras cosas, “por medio de su posición de poder [en la Organización Nacional Antidrogas] “ayudar” a las organizaciones que tráfico con drogas, Al tiempo que obstaculizan los esfuerzos de la policía para frustrarlos.

Venezuela ha sido un centro de distribución de cocaína conocido desde que el ejército colombiano se llevó un ordenador portátil de un líder de la guerrilla hace más de 10 años, que revelaron que estaban exportando drogas a los EE.UU. a través de Venezuela con la ayuda de las fuerzas armadas de Venezuela.


Sin embargo, cuando se habla de crimen y corrupción, todas las cabezas se vuelven hacia Diosdado Cabello, un hombre fornido con ojos de plomo, que se dice que es el capo di tutti los capi. El capitán Cabello, hace unos años fue ascendido de teniente, incluso cuando estaba jubilado y ocupaba un cargo civil. fue presidente del antiguo parlamento y es un miembro de alto rango del partido del gobierno. Aunque se dijo que Chávez lo envió a la caseta en ocasiones para acumular demasiado poder, se sentó a la derecha del comandante supremo durante el discurso de despedida de Chávez.

Ha habido varias acusaciones contra Cabello a lo largo de los años, muchas de las cuales lo involucraron con esquemas de tráfico de drogas. Incluyendo una denuncia de The Wall Street Journal que informó que una fuente reveló que había una investigación en curso para el tráfico de drogas contra Cabello. Incluso cuando no ha habido una confirmación pública de esto, en esos días los medios del gobierno venezolano inventaron un portavoz de la Casa Blanca que dijo que estos informes eran falsos.

Cabello, que ahora tiene una pelea recurrente de Twitter con Marco Rubio, donde Rubio lo llama el nuevo Pablo Escobar, y Cabello responde llamando al congresista republicano Narco-Rubio, ha sido misteriosamente excluido de las más recientes sanciones por parte del gobierno estadounidense a funcionarios venezolanos .

Aunque Cabello no ocupa un alto cargo dentro del gobierno o de los militares, su jerarquía dentro del régimen chavista sigue siendo sólida. Incluso cuando a veces puede parecer que está perdiendo terreno para el grupo político de Maduro, su calidad "intocable" parece estar intacta. No es raro ver a los mejores miembros de las Fuerzas Armadas sentados en primera fila durante su programa de entrevistas semanal, que se sabe que dura cinco horas seguidas.

Los últimos meses han sido oscuros, especialmente con respecto a la información sobre lo que está pasando en el mundo militar, pero las fuentes en diferentes componentes insisten en que la agitación a través de las filas ha estado presente.  Es en parte debido a las más de 100 muertes violentas de las que son responsables las fuerzas de seguridad gubernamentales, y a la ilegal Constituyente que se convocó esta semana.

Pero en el fondo, la verdad es que los buenos viejos tiempos se han ido y ahora Maduro lucha por mantener a los militares felices. Con la erosión de los medios de producción no hay muchas opciones para mantenerlos a raya. Hace un año, el presidente transfirió a los militares la supervisión y el control del sistema público de distribución de alimentos -que depende en gran medida de las importaciones-, diciendo que erapara luchar contra la escasez, como una batalla en la guerra económica, requerirían la ayuda de un destacado táctico militar de la talla del ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino-López.

Pero eso fue hace un año, y ese sistema de distribución de alimentos se está desmoronando a medida que el país comienza a familiarizarse con la hiperinflación.

Aquellos que no se benefician directamente del régimen están descontentos porque han perdido posiciones de poder (para cerrar socios de Maduro) y se encuentran cara a cara con el caos cotidiano creado por la mala gestión del chavismo de la economía venezolana.

Los mismos oficiales que solían conseguir coches y apartamentos, ahora consiguen una bolsa de comida y dos rollos de papel higiénico.

Si hay tanta inquietud por qué no ha habido fuerzas que desafiaron al gobierno? Si las y el gobierno intencionalmente ha informado -tal vez exagerando un poco- que estas situaciones han sido manejadas. Cualquier manifestación o señal de que un grupo de disidentes militares está hablando sobre la situación del país ha sido anulada con rapidez y selectividad. Estos grupos, en la medida en que sean, han estado estratégicamente separados y están bajo estricta vigilancia de la inteligencia.

Ha habido cuentas contradictorias sobre lo que bajó el domingo en Paramacay. Algunos periodistas que cubrían la fuente militar informaron que se tomaron cerca de 100 rifles automáticos y cuatro lanzagranadas y que la operación rebelde fue un éxito. Otros expertos militares dicen que se trata de una operación de contrainteligencia por parte del gobierno.

Con sospechoso silencio radiofónico dos días después del "levantamiento" Paramacay -había sólo un vocero del ministro de Defensa ha confirmando lo que el presidente Maduro dijo, este evento suena como otro momento embarazoso de una tristemente desprofesional institución venezolana.

Muchos esperan que las fuerzas armadas institucionales muestren su rostro por primera vez en más de 20 años y detengan la crisis que tiene las familias comiendo a través de la basura donde busca comida y los niños que mueren de desnutrición. Lamentablemente, la situación en el ejército no es tratar de hacer lo que es correcto y constitucional. Se trata de acumular dinero.

RAÚL STOLK @raulstolk  
(traducción del ingles efectuada por James Nightingale, disculpen el atrevimiento)

The Daily Beast - New York - EEUU
http://www.thedailybeast.com/heres-why-venezuelas-military-prefers-chaos-to-a-coup
Enviar este artículo a tus seguidores


Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


de la pluma de

[de la pluma de][grids]

criterios en columna

[criterios][grids]

Luis F. Córdoba R. @lfcr81

[@lfcr81][grids]

También es noticia

[enlace][grids]
noticias, informacion, investigacion, sobre Venezuela, corrupcion,atraco al pueblo, atracoalpueblo.com,Maduro,Asamblea Nacional,Diosdado,dolar paralelo, la patilla, run runes, opinion, dolar today