ARTICULOS DE OPINION

[opinion][grids]

escriben nuestros lectores

[con la pluma de][grids]

DE LA DECENCIA, LA RACIONALIDAD Y LA VOLUNTAD


De la decencia, la racionalidad y la voluntad

Ante el cuadro patético y dantesco que nos está dando en estos momentos el CNE y su abierto fraude electoral del 30 de julio, es imposible no volver la vista atrás hacia todas las advertencias, recomendaciones, cartas abiertas, artículos de opinión, explicaciones técnicas, y pare usted de contar que un grupo de venezolanos hicimos al país, y muy especialmente a los políticos reunidos en la MUD, de la inconveniencia de seguir avalando el sistema electoral impuesto por el régimen castro-chavista-madurista. No se nos oyó. Al contrario, se nos ignoró abiertamente. Las consecuencias están ahora a la vista de todos.

No puedo menos que recorrer toda la historia que documentamos en nuestros blogs Declaración de Caracas, Coalición de Independencia y Progreso (http://declaraciondecaracas.blogspot.com/) y Bitákora EVA (http://bitakoraeva.blogspot.com/). Les recomiendo a todo aquel con un mínimo de interés de adecentar nuestro sistema electoral que se lea todo lo que escribimos allí desde el 25 de agosto de 2012 el la Declaración de Caracas, y desde el 16 de Marzo de 2010 en la Bitákora EVA. Creo que les resultará muy informativo y educativo.

Y no fue que les hicimos cartas –que las hicimos y publicamos con los sellos de recibido- a los diferentes responsables electorales de la MUD y sus principales dirigentes políticos y candidatos, sino que las publicamos con los razonamientos técnicos correspondientes. La MUD no puede decir que no lo sabía. Al contrario eran y son corresponsables junto con el régimen de este inmundo sistema electoral.

Es muy fácil ahora para la MUD decir ahora que el régimen hizo trampas en las elecciones de constituyentes del fraude masivo del 30J, cuando todo el país y la comunidad internacional entera vieron y presenciaron con sus propios ojos que de unos centros electorales completamente vacíos salieron 8.1 millones de votos. ¿Desde cuándo les dijimos que el CNE fabrica votos de forma automatizada? Y que esa fábrica se refinaba y mejoraba con cada elección fraudulenta desde que Jorge Rodríguez nos metió las maquinitas en el 2004.

Muchos de nosotros los que conformamos ese grupo de técnicos que firmábamos todas esas declaraciones y cartas públicas, que el tiempo y la impotencia – y hasta la misma vida, como en el caso de Eric Ekvall- se encargaron de disolver, nos deshicimos en recomendaciones hasta que nos convencimos que la MUD no era parte de la solución, era una parte muy importante del problema. Creímos de verdadera buena fe que había una seria intención de esa oposición, que los venezolanos le ganáramos al régimen electoralmente. Pero no. La verdadera intención era heredar ese sistema corrupto y mientras tanto negociar espacios de cohabitación.



Me hubiera encantado verle la cara a ese extraordinario venezolano gringo que fue Ekvall (más de lo primero que de lo segundo) mirando las declaraciones de Tibisay Lucena desmintiendo a Smartmatic, su socios en los delitos electorales desde el 2004. Y más aún, luego de eso ver especímenes políticos que debieron haberse extinguido hace mucho tiempo, como Henry Ramos Allup, que todavía nos insistan en ir a otro proceso electoral con esa trampa caza-estúpidos que es el CNE -ahora abiertamente descubierta a los ojos de todos- con la desgastada excusa de “que no hay que perder los espacios”. ¿Cuáles espacios? ¿Los de la cohabitación? ¡Qué sinvergüenza…!

No amigos. Creo que deje de escribir acerca del sistema electoral del CNE como mi primera área de interés hace ya algún tiempo, no porque no fuera importante sino porque me convencí que debía enfocar la poca atención que puede tener este diminuto espacio de la red para dedicarlo algo de mayor trascendencia como lo es el cambio del sistema político venezolano, que de suyo incluye el sistema electoral. Tarde o temprano los venezolanos se percatarían sin nuestra ayuda que habían sido robados, como en efecto acaba de pasar el 30 de julio.

Y por esas cosas de la vida al toparme con el Proyecto País Venezuela Reconciliada vía Constituyente en el 2013, lo adopté y lo hice el tema de este blog, así como la vía para su implementación, que no es otra cosa que la convocatoria a un  proceso constituyente de carácter originario, de la mano del mismo pueblo, haciendo causa común con el extraordinario grupo de venezolanos que desde hacía años trataban de convencer al país que existe otra manera de enfocar el problema que tenemos y su grave crisis política, que incluye entre otras importantes materias, la manera en como escogemos a nuestros representantes políticos.

Al ver al país de nuevo ante la sorprendente disyuntiva de ir o no ir a otro proceso electoral mas, para mí la respuesta es obvia, clara y meridiana (y no de ahora sino desde hace un montón de años): no se puede ir a otra elección más en Venezuela sin antes rehacer el sistema electoral viciado que tenemos, comenzando por un nuevo Registro Electoral. Pero eso pasa porque antes hayamos despedido al régimen de Nicolás Maduro y la institucionalidad que lo sostiene.

Entonces, ¿cómo pueden algunos políticos seguir pidiendo “elecciones generales” con un sistema que tiene un  Registro Electoral corrompido que no garantiza el mínimo concepto de Elecciones Auténticas? De nuevo, la respuesta es obvia: son parte del problema. Y hasta que esa parte corrupta de la oposición en el sistema político venezolano no sea puesta en evidencia y apartada como una manzana podrida, nunca saldremos de este problema que cada día que pasa nos demuestra que puede ser peor.

Queda entonces en manos de lo que quede de decencia de la clase política opositora entender que se debe primero a) Salir del régimen de Nicolás Maduro a través del mandato, si MANDATO, que le dio el pueblo venezolano en la consulta popular del 16J a la Asamblea Nacional para formar un Gobierno de Unión Nacional; b) Rehacer, una vez formado ese gobierno, el sistema electoral venezolano bajo las normas básicas que rigen un sistema electoral que garantice Elecciones Auténticas; y c) Convocar  al pueblo soberano a decidir en Referendo Consultivo, un proceso Constituyente de carácter Originario para re institucionalizar este país destruido por la langosta que nos ha arrasado por casi 20 años, que sirva para enterrar las hachas de la guerra y elegir con un sistema electoral decente, en caso positivo, a una Asamblea Nacional Constituyente con verdaderos y legítimos tribunos que nos den un ordenamiento político e institucional para los próximos 100 años. Solo la decencia, la racionalidad y la voluntad de querer un mejor país podrán lograr eso.

Luis Manuel Aguana @laguana

Enviar este artículo a tus seguidores


Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


de la pluma de

[de la pluma de][grids]

criterios en columna

[criterios][grids]

Luis F. Córdoba R. @lfcr81

[@lfcr81][grids]

También es noticia

[enlace][grids]
noticias, informacion, investigacion, sobre Venezuela, corrupcion,atraco al pueblo, atracoalpueblo.com,Maduro,Asamblea Nacional,Diosdado,dolar paralelo, la patilla, run runes, opinion, dolar today