ARTICULOS DE OPINION

[opinion][grids]

escriben nuestros lectores

[con la pluma de][grids]

¡ES EL PODER ORIGINARIO, ESTÚPIDO!


¡Es el Poder Originario, estúpido!

La célebre frase “¡Es la economía, estúpido!” de James Carville, asesor demócrata de Bill Clinton, quedó para la historia como un recordatorio que lo evidente hace ganar o perder elecciones. Por eso he querido traerla del recuerdo en un intento de poner de relieve lo que hemos repetido hasta el cansancio a quien quiera escucharnos, y ahora se hace evidente con esa “sorpresita” Constituyente de Maduro el domingo pasado. Intentar negar la posibilidad Constituyente del régimen, como ya han salido a declarar algunos dirigentes políticos opositores, lamento decirlo, es una estupidez, de acuerdo a ese estándar internacional.

En un ejercicio de repetición pedagógica, tal y como hacían los viejos maestros de la escuela pública primaria de la provincia, insistiré otra vez como un mantra: “El Poder Constituyente Originario está por encima de los Poderes Constituidos”. En esto se basó Hugo Chávez para convocar la Constituyente de 1999 y destruir la Constitución de 1961; y es exactamente lo mismo de donde ahora se está agarrando Maduro en un último intento de aferrarse al Poder, al anunciar por segunda vez en su último programa televisivo del 23 de abril “Los domingos con Maduro” a “…un proceso popular constituyente, por la vía electoral, pacífica, para refundar la República a través de una Asamblea Nacional Constituyente popular” (ver Maduradas: Maduro propone Constituyente “para refundar la patria”, en  https://youtu.be/tbBpRt7YLKc).

Sin embargo quienes al parecer todavía no lo han entendido, después de estos largos 18 años de sufrimiento, ha sido la oposición oficial, quienes insisten en el contrasentido “primero salir de Maduro y después Constituyente” por la vía electoral, con todos los poderes secuestrados por el gobierno, sin acabar de entender ¡que el proceso constituyente mismo es el que debe renovar a los Poderes Públicos! (ver http://ticsddhh.blogspot.com/2017/04/y-ahora-la-ruta-constituyente-originaria.html).

Desde esta modesta tribuna he insistido muchísimas veces –y seguiré insistiendo- en que la vía constitucional más expedita para solucionar el problema creado en 1999 es volver sobre los pasos de ese concepto primario que se esbozó con la sentencia del 19 de enero de 1999, cuando la Corte Suprema de Justicia de entonces autorizó el Referendo Consultivo que dio paso a la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ver Sentencia del Magistrado Humberto La Roche del 19-01-1999 en http://tinyurl.com/k7buhzo): “Es inmanente a su naturaleza de poder soberano, ilimitado y principalmente originario (refiriéndose al Poder Originario), el no estar regulado por las normas jurídicas que hayan podido derivar de los poderes constituidos, aún cuando éstos ejerzan de manera extraordinaria la función constituyente.”

Esa sentencia fue la que estableció el principio fundamental que ahora aduce Maduro en su programa de televisión, quien en huida sorpresiva hacia adelante retoma el camino de su predecesor: “Chávez nos agarró y nos dijo “tenemos que impulsar un camino constituyente, por la vía electoral, pacifica, de los obreros, de los campesinos, de las amas de casa, de los estudiantes, una asamblea popular, obrera, campesina, juvenil y yo pienso -Chávez-tenemos que empujarlo a las elecciones”. Y esta misma sentencia de la extinta CSJ fue la que dio origen al Artículo 347 de la Constitución de 1999.


¿Y qué hace con eso la oposición? Ignorarlo olímpicamente, cuando ese es precisamente el fundamento de todo este berenjenal que tenemos en el país. ¿Cómo le explicamos a la gente y en especial a aquellos que se dicen dirigentes de la oposición, que eso mismo es lo que nos debe sacar del problema donde estamos metidos?

Si Maduro nos está anunciando que convocará a una Constituyente, es porque lo hará al estar constitucionalmente facultado para ello. ¡Cuántas veces nos han dicho lo que van a hacer! Incluso sus asesores cubanos parecen indicarle no hacerlo por la vía de un decreto del Presidente en Consejo de Ministros, como lo autoriza el Artículo 348, sino a través de un “proceso popular” convocado con unas firmas que Tiby puede conseguirle muy fácilmente con el ministerio electoral del régimen, donde ellos establecerían las reglas para la convocatoria. ¡Allí está el detalle!, como diría Cantinflas.

De esa manera podrían, por ejemplo, decir que solo pueden ser Constituyentes los miembros de los Consejos Comunales, o a quien ellos les de la gana, dejando afuera a los factores democráticos del país, porque es el Soberano quien establece las reglas. En opinión de un eminente constitucionalista venezolano, “…en esta oportunidad el régimen cuenta con un Juez Constitucional a su servicio (no amenazado como en 1998, sino controlado por el régimen) que dirá lo que el régimen quiera, por ejemplo, desde cómo y cuáles firmas se admitirán para el ejercicio constituyente, cuáles constituyentes se eligen y cuales se anulan, hasta declarar que la Asamblea Constituyente que se elija no será originaria y por tanto, no podrá afectar a los poderes constituidos (Ejecutivo, Judicial, Electoral y Ciudadano), excepto precisamente el Legislativo (la Asamblea Nacional), indicando que como no puede funcionar por el desacato en el cual se encuentra, será definitivamente barrida y sus funciones serán asumidas por la Asamblea Constituyente.”

Cualquier proceso electoral bajo este sistema perverso manejado por el CNE del régimen, estará por principio completamente viciado. Es por eso que el pueblo tiene toda la razón al exigirle a la MUD que no se pueden negociar elecciones para enfriar las calles, ni caer en la trampa del gobierno. De allí que debamos movilizarnos dando un paso adelante, cosa que a diferencia de nosotros, el gobierno siempre hace, al trazar antes que la oposición la línea de política que el país seguirá.

Y es por eso que también, incluso desde muchos años antes de existir la Alianza Nacional Constituyente, hemos insistido que es necesario el desconocimiento del régimen partiendo de la base conceptual misma que originó todo el proceso, el Poder Originario; recordándole permanentemente a la oposición que es ese mismo Poder Originario, quien debe establecer las Bases para su convocatoria e ir directamente a su llamado, desconociendo a los Poderes Constituidos, tal y como ahora está establecido constitucionalmente en el Artículo 350 de nuestra Carta Magna.

Dicho esto, la oposición ante ese llamado de Maduro debe aprestarse inmediatamente a un proceso masivo de recolección de firmas, estableciendo en ese camino las Bases para su convocatoria. Eso es lo que hemos sugerido insistentemente desde la Alianza Nacional Constituyente, proponiendo una Planilla de Recolección de Firmas atada a unas Bases Constituyentes fijadas de convocatoria del pueblo. Recoger  8, 9, 10  millones de manifestaciones de voluntad, cancelaría de facto este nuevo intento del régimen y lo obligaría a reconocer al Poder Originario por mayoría aplastante, dándole así una cucharada de su propia medicina de 1999. Desde la ANC hemos puesto a la disposición de la oposición democrática el desarrollo conceptual que hemos realizado en todos estos años para acometer esa tarea. Es un trabajo perfectible que podemos revisar sin mezquindades para iniciar ese esfuerzo urgente e inmediatamente.

La oposición difícilmente podrá negarse a una convocatoria constituyente del régimen –de hecho si la quiere la impondrá-, porque es de principio constitucional, y a la vez “una solución electoral”, tal y como la piden todos los países del mundo, en especial los de la OEA. Pero es una convocatoria tramposa desde el Poder Constituido. Por eso es que debemos demostrarle a Venezuela y al mundo, dando un paso hacia adelante, que somos la mayoría que decimos ser, recogiendo las manifestaciones de voluntad del Poder Constituyente Originario que establece la Constitución, y que están por encima del Poder Constituido, desconociendo al mismo tiempo a Maduro y sus poderes corrompidos. Eso es lo que nos garantizará, no solo la salida del régimen, sino una transición en paz y en democracia, aunque parezca que lo evidente no es lo importante, como lo sigue siendo la economía en la célebre frase de James Carville…

Luis Manuel Aguana  @laguana

Enviar este artículo a tus seguidores



Loading...
Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


de la pluma de

[de la pluma de][grids]

Luis F. Córdoba R. @lfcr81

[@lfcr81][grids]

criterios en columna

[criterios][grids]

También es noticia

[enlace][grids]
noticias, informacion, investigacion, sobre Venezuela, corrupcion,atraco al pueblo, atracoalpueblo.com,Maduro,Asamblea Nacional,Diosdado,dolar paralelo, la patilla, run runes, opinion, dolar today