ARTICULOS DE OPINION

[opinion][grids]

escriben nuestros lectores

[con la pluma de][grids]

19A. JAQUE AL MARIPOSÓN


19A: Jaque al Mariposón…

Maduro, el boy toy

Ese muchacho –Maduro–, pobrecito, fue usado por Chávez como un boy toy, al punto deplorable de que sus intimidades se han convertido en obsesiones ideológicas de la “revolución”.

Desde la multiplicación de los penes, los pajaritos parlanchines, hasta la bella mariposita –Chávez– posándose en su pecho ya no enfrentamos solamente un inesperado tema de homosexualidad sucesoral, es algo mucho peor, terrible, atroz, que dilucida la aberración que estamos padeciendo. Me refiero a la perturbadora idiotez del amado sucesor.

Con él, Venezuela es un colosal caos.

El baile del rey Mariposón

No quiero distraer esta entrega con sarcasmos. Uso el apelativo Mariposón porque es el que ha usado el propio Maduro para definirse a sí mismo. No por otra cosa. Lo rescato por el peliagudo momento que estamos viviendo, el hartazgo absoluto del pueblo venezolano, los huevos, tomates y piedras en la jeta del rey que resultan ser revolucionarias emboscadas de “amor” en medio de los ridículos bailes de la gran mariposa chavista: Nicolás.

Esta demencia tiene que terminar ya, tengamos piedad de nosotros mismos, las condiciones están dadas para lograrlo, la comunidad internacional está volcada como nunca antes a favor de la democracia y la libertad en Venezuela, el pueblo está en la calle, la oposición está unida en la protesta, pero sobre todo la inclemente anomia que estamos viviendo nos demandan un cambio inmediato.

El circo macabro tiene que terminar.
19 de abril de 2017

No estoy seguro que el próximo 19 de abril se trate de un jaque mate al rey Mariposón, estimo que es un jaque, pero todavía no creo que sea un mate fulminante. Lo podría ser, pero para que eso ocurriese la protesta no debería de ser tan solo en Caracas, debería de ser a todo lo largo y ancho del territorio nacional. Mientras más gente –alfiles, torres, caballos y peones– se volqué a las calles más cerca estaremos del final. Depende de la acción audaz, decidida, sacrificada, pero valiente y desafiante, de cada uno de nosotros para que la libertad ocurra. La unidad es fundamental.

Hace aproximadamente doscientos años, otro 19 de abril, se marcó el inicio de la Independencia que hoy nos dio el nombre de venezolanos. Que este próximo 19 marque el inició de otra independencia que nos quite la marca de chavistas o castristas (esas lacras) y nos devuelva nuestro orgulloso y glorioso gentilicio a secas.

¡Seamos Venezuela!

¿Cómo?

El reto de toda lucha noviolenta es la toma popular de los poderes públicos. Digamos que la dictadura se atrinchera en Caracas e impide la toma de Miraflores, pues entonces, el poder originario de la república, es decir, el bravo pueblo de Venezuela, tendrá que atomizar la lucha y deberá tomar masiva y pacíficamente los factores periféricos del poder central: La Carlota, VTV, La Casona, el TSJ, por ejemplo, o algunas gobernaciones al servicio del narcoestado tiránico: Zulia, Carabobo, Táchira, Trujillo, Barinas, entre otras.

La toma popular de muchas alcaldías del país también podría representar el quiebre de la tiranía y la manifestación más clara de que el pueblo quiere un cambio.

Lo que la tiranía niega que se haga con los votos: el cambio del poder político, el pueblo lo tendrá que conquistar tomando los poderes usurpados.

Ha ocurrido en otros países, ¿por qué no habría de ocurrir en Venezuela?

El factor militar y las elecciones

Para liberarse de una tiranía de manera noviolenta el factor militar es fundamental. Descartarlo es una idiotez. Las fuerzas armadas de una nación están al servició de su pueblo y no de un grupúsculo de tiranos. Si el pueblo se levanta porque le ha sido negado su soberano derecho a elegir un cambio a través del voto y toma todos o muchos de los poderes públicos (gobernaciones, alcaldías, TSJ, CNE, etc.), para conservar el orden y la paz, el factor militar –relevando sin duda a Padrino por ser parte de la tiranía– tendrá que asumir el poder temporalmente y llamar a elecciones. El CNE tiránico y corrupto también tiene que ser renovado. Los presos políticos liberados. Las condiciones tienen que cambiar.

Si la independencia se nos niega, conquistémosla luchando en las calles. 

Es la única manera.

La guerra o la paz

El mandato popular lo tiene la recién electa Asamblea Nacional. Ellos sí fueron escogidos democráticamente. Ellos representan al pueblo de Venezuela. Son su voz.

La democracia es la única forma que tenemos para conservar la paz, nuestras diferencias se deben dirimir a través de elecciones libres, transparentes y justas.

Venezuela está al borde de un colapso social y de un enfrentamiento civil sin precedentes. ¿Lo permitirán los militares? ¿Seguirán defendiendo al caótico rey Mariposón?

Ojalá el jaque sea un mate este 19, pero si no lo fuere, tendremos que seguir luchando. Estamos más cerca que nunca de lograr la libertad.

Habrá gloria para el bravo pueblo sólo si lucha.

¿Lo hará?

Gustavo Tovar-Arroyo @tovarr

Enviar este artículo a tus seguidores


Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


de la pluma de

[de la pluma de][grids]

Luis F. Córdoba R. @lfcr81

[@lfcr81][grids]

criterios en columna

[criterios][grids]

También es noticia

[enlace][grids]
noticias, informacion, investigacion, sobre Venezuela, corrupcion,atraco al pueblo, atracoalpueblo.com,Maduro,Asamblea Nacional,Diosdado,dolar paralelo, la patilla, run runes, opinion, dolar today