ARTICULOS DE OPINION

[opinion][grids]

escriben nuestros lectores

[con la pluma de][grids]

¡LA BOLSITA DE PAPEL MARRÓN!



¡LA BOLSITA DE PAPEL MARRÓN!

Hace unos días atrás, ayudado por mi mujer, mi Negra, ordenaba la Biblioteca cambiando los muebles y libros de un lugar a otro, dándole a la habitación la sensación de un nuevo ambiente, mas acogedor, en donde recrear mis pensamientos, mi visión, y, sentirme cómodo en mis ratos de lectura, en mis momentos de ocio; sentirme a gusto cuando rasguño una hoja de papel con la punta del lápiz, intentando que nazcan ideas que plasmar en sus lineas. Allí, en mi espacio, puedo sumergirme en mi mundo, alejado mental y físicamente del resto de mi hogar, apartado de la vida cotidiana y obligaciones; separado de todo y de todos, algo más allá del frente de la casa, distante de ruido y rumores de la calle. Vivo en mi Universo.

Pues bien, en una de las gavetas que organizaba me tropecé con una bolsita de papel marrón de aquellas que, _a pesar de la confiscación, expropiación y destrucción desatada por Chávez contra el aparato productor venezolano, emprendida contra los empresarios del campo y la ciudad, y, por ende contra la masa trabajadora; la situación económica era sostenida por él mismo, como con una pompa de jabón, alucinante, para la población de un aparente bienestar con las fulanas misiones. Mantenida éstas, por la "boloña de dólares" que le ingresaban desvergonzadamente a él, después de aquel famoso millardito, y no al Tesoro Nacional, debido a los altos precios del barril petrolero y a su política agroindustrial de puerto; ya que casi todo era importado, aniquilando la producción nacional para "quebrárle el espinazo" a la oligarquía criolla y apátrida, como los amenazaba constantemente._ ahí, en esa bolsa, cabían veinte bolivares de pan y era un bojoote de pan, donde comíamos toda la familia, quedando pan. Y, no estoy hablando de hace mucho tiempo, estoy señalando unos cuatro años atrás, 2012 para ser más exacto. Donde la inflación, para variar alta, aún no hacía mucho estragos en la población; y también, andaba por este mundo Hugo Rafael y su burbuja ilusoria de abundancia. Él, enfermo, moribundo y todo, dizque gobernaba desde La Habana, Cuba. Desde aquel entonces, La Habana, capital de mi país...Venezuela, la cual dejó de ser una "República Soberana e Independiente" para convertirse, tristemente, en una "Dependencia Colonial" bajo la soberanía cubana; dicho de la mejor forma nos gobierna el protectorado cubano. ¡No hablo paja! A las pruebas me remito con las reiteradas visitas furtivas a Cuba, tanto las de Maduro como las de Padrino López, cuando el yoyo se les enreda con la política interna del país, para pedir directrices a los Castros, de cómo aplicarnos el ácido.

El contacto de mis dedos con el bolso aquel me elevó veloz al 2013. Tomé la bien doblada alforja de papel en mi puño y me recosté en la hamaca de descanso, guindada en mi Biblioteca... Recuerdo, como si fuera ayer, que... ¡Amanecía! En el cielo las nubes se mostraban pesadas y grises amenazando lluvia. Como de costumbre sacaba a mis ruidosos y traviesos pericos, Cúqui y Pepito, al porche de la casa, pero noté algo inusual y a esa hora; los vecinos del frente y otras personas ajenas a la vereda, entraban y salían casi silente de la vivienda, dejando un murmullo casi inaudible que se esparcía por el ambiente matinal, pero entre una y otras frases se dejó escuchar _¡Mataron a Ernestico!_.

_¡Carajo, Ernestico muerto!_. Sorprendido exclamé y disimulando no haber escuchado me retiré al interior de mi hogar, donde le participé de la novedad a Omaira, mi Negra.

_¿Quién fue este muchacho, que le acaban de apagar la vida tempranamente?_. De inmediato volaron mis remembranzas sobre la singular y nada ejemplarizante vida delincuencial de este adolescente; el cual, a pesar de ese detallito siempre me trató con respeto y educación por haber sido, en algún momento de su vida, su maestro de quinto grado. _¡En la viña del Señor hay de todo!_.

El Ernestico, como lo conocían en los bajos fondos, a parte de ser nieto de la matrona de una buena familia de la comunidad _siempre hay una o más ovejas negras_ era el Jefe de una banda hamponil conformada por otros cuatro azote de camioneticas y asaltadores de viviendas _el Huesito, el Alicito, el Erbis y el Jesi_. ¡Todos unas joyitas!

Éste carajito, con tan sólo casi quince años de edad, había nacido el día de los Santos Inocentes, el 28 de diciembre de 1998, se había ganado esa jerarquía y mala reputación a punto de cuchilladas, maltratos sangrientos contra sus victimas y sometimientos a los compañeros, del delito, que no lo reconocieran como líder. Además se jactaba de haber nacido en prisión. Alardeaba con sus conocidos por haber crecido casi hasta los ocho años al lado de su mamá en el mismo calabozo. Luego, su abuela lo trajo a vivir con ella, lo terminó de criar y estudió algo en la escuela vecina, donde lo conocí.

Como les había mencionado con anterioridad, Ernestico había nacido tras las rejas, en el Anexo de Mujeres del Penal de Tocuyito, el día de los inocentes de diciembre del 98, justo cuando veintidós días antes, el 6 del mismo mes, había ganado Hugo Rafael las elecciónes presidenciales.

El chamo nació, creció y murió como la revolución bonita. Una pseuda revolución, creada hacia un ideal en la cual mucho pueblo adeco, copeyano e independiente creyeron, apostaron y perdieron porque fueron engañados al torcer Chávez Frías, los objetivos de progreso y bienestar que les había prometido en la campaña electoral del 98.

Tal "comandante supremo" traicionó a la Constitución y a la población chavista y no chavista, a todos, al someternos al comunismo inhumano en contra de nuestra voluntad empujándonos hacia la peor de nuestra desgracia; disfrazada de un Socialismo del Siglo XXI y vendidos como esclavos al Régimen cubano.

El martes 02 de febrero de 1999, toma de posesión, fue el comienzo de la era de la Bestia, presidida por Hugo Chávez. Jugando con el triple final del 1999 o sea 999 al voltearlo me aparece 666. La marca de la Bestia. La Bestia está herida de muerte y Maduro quiere mantenerla viva dándole sangre fresca evadiendo el Revocatorio y sometiendo a la población a una hambruna nunca vista en Venezuela. La bestia herida cuando siente cercana la muerte no le teme a nada porque no tienen qué perder y tiran a matar; es peligrosa.

Ernestico, murió acribillado por siete disparos y donde su pulgar fue cortado de la mano izquierda, como advertencia al resto de la pandilla, en la madrugada del sábado 11 de mayo para enterrarlo al día siguiente, domingo 12, irónicamente como un regalo del Día de las Madres. _¡Pobre mujer, madre es madre y no importa de quién!

El carajito se fue dos meses y seis días después del martes 05 de marzo, cuando supuestamente murió el presidente. Ernestico sucumbió como murió la revolución, sin pena ni gloria; pues, el chavismo con todas sus falsedades y malignidad era Chávez, y, Maduro no es Chávez. Por lo tanto la falsa revolución duró casi 15 años lo que vivió el muchacho. Porque él era producto de ella y a la vez parte de la inseguridad que el Régimen de Hugo encumbró y protegió como política de Estado para someter civilmente a la población, pertrechando con armamento y motos a Colectivos de distintas barriadas y en las cárceles, dotando de armas al ejercito de prisioneros comandado por los pranes que dirige un ministerio gubernamental para tal fin. Chávez se cuidó de utilizar la fuerza militar contra el pueblo para no desprestigiarse internacionalmente.

Un sol brillante disipó los grises nubarrones. Una brisa suave inundó mi rostro y sonreí ante un recuerdo que vino a mi memoria, cuando él y sus compinches asaltaron la camionetica de pasajeros que me trasladaba al Centro de Valencia; los coños cargaron con todo y con todos. _¡Nadie se salvó!_. Luego del atraco y de la huida de los choros con nuestras pertenencias, su botin, la impotencia y la arrechera nos invadió, desahogandonos al hablar disparates. Recuerdo haber balbuceado algo así como _"Maldito el pájaro que ensucia su nido de caca"_. Después del incidente y fustradas las diligencias que tenía que realizar en el Centro, varias horas después regresé a mi sector bien entrada la tarde, ya el sol declinaba hacia su ocaso. Al llegar a la vereda saludé a la vecina, su abuela, sin comentarle nada de la santa vaina que me había echado su nieto, mi exalumno; ella, inocentemente me respondió el saludo a la vez que me detuvo, diciéndome _Chúo, aquí te dejó Ernestico, el mandao que le pediste_.

De inmediato le respondí sorprendido _¿Cuál mandado, Chela?_.

_No sé, pero te dejó esto y que te lo entregara personalmente a ti. ¡ A más nadie!_. Me respondió y acto seguido me entregó la bolsita de papel marrón _¡Que hoy tengo en mis manos_.

_Bueno, gracias, Chela. Se te agradece y que pases buenas noches._ Tomé la bolsita y ya en casa me dirigí a la Biblioteca, donde la abrí. ¡Asombrado quedé! y llamé a mi mujer para hablarle lo del robo y lo que tenía sobre el escritorio. En dicha bolsa se hallaba mi cartera con todos mis documentos de identificación, mi viejo celular y en periódico, envuelto y amarrado con una liga, habían 3000.00 Bs, ¡Que no eran míos, pero, tampoco era de nadie!..._¡No iba a devolver el dinero!_... ¿Y a quién?... ¡Ni que fuera pendejo! ...

_¡Se armó un limpio!_. Exclamó mi mujer.

Tomé la bolsita de papel marrón y la doblé con cuidado, guardándola en la gaveta de unos de los módulos donde están algunos de mis libros. Y por supuesto, los 3000.00Bs tuvieron un final feliz. Estaba a media quincena e hicimos un tremendo mercado, con carrito y sin colas, de aquellos que yo añoro ahora. Bendiciendo al choro que me había robado y devuelto mis pertenencias y un dinero que no era mío... Dicen, que aquel "que se ríe solo de su picardía se acuerda". En éste caso me río de la bellaquería de aquel muchacho.

La mañana continuo su curso hacia el cenit de aquel día aciago para esa familia y aún, en la avenida Lara con Branger, el cuerpo inerte de Ernestico, con la mirada ciega al firmamento, yacía en el pavimento mezclándose con su sangre ya seca. Allí estaba desde las dos de la madrugada de ese sábado, cuando lo masacró una pandilla rival por división territorial y reparto de botín. Su madre, hoy en libertad y evangélica, lo había cubierto con una sábana, haciéndole compañía en un sólo llanto de dolor y de espera para recoger el cuerpo de su hijo. La única furgoneta de la antigua PTJ permanecía accidentada por falta de batería y otros repuestos. En Patología Forense no había médico de guardia. En fin no existía quien diera la orden de levantar el cadaver. ¡Éste es el País de nadie, pues nadie tiene doliente en esta Venezuela ultrajada y herida!

Decidí salir de casa para dejar atrás los gritos y comentarios de los dolientes. Me alejé de la vereda tomando la avenida, perdiéndome en la selva de bloques y concreto de mi querida Isabelica, donde la vida de igual continúa . Caminé pensativo y tarareando entre dientes la letra de una canción de mi adolescencia, de mis días de bachillerato en el Alberto Smith, de Villa de Cura, "Reflexion of my live"; pidiéndole al cielo, a mi Dios, réquiem para un muchacho que equivocó el camino al nacer y que encarnó con su corta vida, la moribunda revolución de un loco que luego de destruir y dividir a un País, con su odio y resentimiento social, tuvo la suerte de morirse antes para no pagar cana el día de su juicio final en el Tribunal de los Hombres Justos...¡

¡Que en paz descansen los dos!
por Jesús Francisco Gómez
Jesusfranciscogomez53_3@yahoo.es

@chuitoelderosa

Si te gustó el artículo, dale al botón Twitter o Facebook y nos ayudas a difundirlo automáticamente a tus seguidores. Gracias
Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


de la pluma de

[de la pluma de][grids]

criterios en columna

[criterios][grids]

Luis F. Córdoba R. @lfcr81

[@lfcr81][grids]

También es noticia

[enlace][grids]
noticias, informacion, investigacion, sobre Venezuela, corrupcion,atraco al pueblo, atracoalpueblo.com,Maduro,Asamblea Nacional,Diosdado,dolar paralelo, la patilla, run runes, opinion, dolar today