ARTICULOS DE OPINION

[opinion][grids]

escriben nuestros lectores

[con la pluma de][grids]

PARA ENTENDER LO QUE ESTA PASANDO


Maduro no es Maduro. Es Cuba.

Esta es la premisa de la cual debemos partir en el análisis de la situación de Venezuela. Veamos el caso del revocatorio:
Foto : Internet and Pablo by buffer

1.- Antes de las elecciones parlamentarias del 6D, se informó que John Kerry, Secretario de Estados Unidos, se trasladaba a La Habana para dialogar con Raúl Castro, presidente de Cuba. Entre los temas a tratar estaba la situación de Venezuela. De este modo reconocía Estados Unidos que Venezuela es propiedad de Cuba, la cual decide nuestro destino. Maduro sólo ejecuta las órdenes que recibe de Cuba, por ser persona interpuesta en calidad de títere.

2.- Inmediatamente después que Kerry se reunió con Castro en La Habana corrió el rumor de que habían convenido el resultado de las elecciones parlamentarias de Venezuela. Se le reconocería mayoría a la MUD a cambio de la estabilidad de Maduro en la presidencia. Nadie desmintió el rumor ni lo confirmó. Pero el jefe del partido dominante en la MUD declaró: “la salida de Maduro no será prioridad para nosotros” (ver la prensa antes del 6D).

3.- Según aquel rumor, el pacto entre Kerry y Castro era reconocerle a la MUD una mayoría simple. Así tendría justificación para cumplir el pacto de no salir de Maduro, ya que alegaría carecer de la mayoría calificada (2/3). Para sorpresa de todos, los electores aprovecharon la apertura hecha por Cuba en el blindado sistema electoral dándole una mayoría aplastante a la MUD. De este modo el electorado de oposición puso en peligro el pacto, interpretando la mayoría calificada como un mandato imperativo de salir de Maduro de inmediato.

4.- Enseguida el gobierno títere, por instrucciones de Cuba, tomó medidas destinadas a impedir el incumplimiento del pacto. La primera designar de urgencia un TSJ encargado de evitarlo, lo que viene haciendo eficientemente. La segunda: reducir la mayoría de dos tercios a lo convenido a fin de evitar la tentación de romper el pacto por presión de los radicales, lo que hizo el TSJ apenas se instaló la AN.

Sólo por la existencia de este pacto se explicaría lo inexplicable:

a) Que la AN no haya revocado el nombramiento inconstitucional de los magistrados del TSJ, hecho después de las elecciones parlamentarias, a pesar del informe de comisión y dictamen jurídico que lo recomiendan;

b) Que la AN haya aceptado la suspensión cautelar de la inmunidad de los diputados de Amazonas, siendo violación flagrante de la Constitución, y que cuatro meses después no los haya reincorporado;

c) Que la AN no tome decisión alguna contra Maduro a pesar de que no ha probado que cumple el requisito de la nacionalidad exigido para el ejercicio del cargo;

d) Que la AN ni siquiera se ha interesado en el acta de defunción de Chávez, junto con el informe médico, que por ser la prueba legal de la falta absoluta por fallecimiento, declarada por la AN, debe estar en sus archivos y, en su defecto, debía requerirlos de Maduro, a fin de saber si la sucesión presidencial se ajustó a la Constitución y si es verdad lo dicho por el Vice Istúriz de que a Chávez lo mataron, por lo cual el primer sospechoso es Maduro; y,

e) Que ante la presión del pueblo de salir de Maduro, la MUD opte por el revocatorio que le garantiza a Maduro quedarse hasta 2017 por lo menos, cuando tal vez se desista de efectuarlo por su inutilidad para el cambio de gobierno.

Mientras tanto, se distraerá al pueblo con la elección de gobernadores, que sería la mejor manera de cumplir el pacto de que Maduro siga en el cargo.

Todo encaja. Y, sin embargo, bastaría para desmentir la existencia del pacto tomar estas iniciativas:

a) Que la AN revoque a los magistrados del TSJ;

b) Que la AN proceda constitucionalmente contra Maduro por ser ilegítimo al no haber probado el cumplimiento del requisito de la nacionalidad; y,

c) Que simultáneamente, y para el caso de que Maduro no renuncie a pesar de su ilegitimidad, la AN apruebe, después de revocar al TSJ, una enmienda constitucional que establezca el juicio político, lo cual permitiría destituir a Maduro a más tardar en julio.

Al igual que contra Maduro, opera la presunción juris tantum de ilegitimidad por su nacionalidad, también contra la MUD opera la misma presunción sobre el pacto a menos que con las acciones de la AN pruebe lo contrario.



Jesús Petit Da Costa


Post A Comment
  • Blogger Comment using Blogger
  • Facebook Comment using Facebook
  • Disqus Comment using Disqus

No hay comentarios :


de la pluma de

[de la pluma de][grids]

criterios en columna

[criterios][grids]

Luis F. Córdoba R. @lfcr81

[@lfcr81][grids]

También es noticia

[enlace][grids]
noticias, informacion, investigacion, sobre Venezuela, corrupcion,atraco al pueblo, atracoalpueblo.com,Maduro,Asamblea Nacional,Diosdado,dolar paralelo, la patilla, run runes, opinion, dolar today